"Con ojos de niños"

¡Hola, venimos a presentarnos!

 

Somos niños en continuo movimiento: nos gusta jugar y corretear constantemente, hablar mucho, y si nos obligan a estar sentados un rato, no paramos de levantarnos o de mover las manos y los pies (los mayores lo llaman conducta hiperactiva).

 

No nos paramos  a pensar. Si queremos algo, actuamos de  momento, sin darnos cuenta de las consecuencias: como el “chichón” que el otro día me hice al subirme a la mesa (conducta impulsiva).

 

Somos muy cariñosos: nos gustan los besos y los abrazos y, sobre todo, estar con otros niños, aunque a veces nos den  de lado por no esperar nuestro turno o no seguir las normas del juego (Dificultades en las habilidades sociales).

 

Todo despierta nuestro interés. Por insignificante que sea; por eso mismo, parece que no nos centramos en ninguna cosa aunque lo intentamos, con todas nuestras ganas (conducta desatenta).

Somos muy sensibles a lo que nos rodea: si hay mucho “jaleo” (como en el cumple de mi primo) nos ponemos nerviosos, podemos pasar de la risa al llanto sin motivos aparentes y tener rabietas por cualquier cosa. Es entonces cuando mamá suele enfadarse y cuando yo me asusto y me siento mal y no entiendo nada (Falta de autocontrol emocional).

 

No somos niños malos, ni desobedientes, ni caprichosos, ni vagos, ni insociables, y necesitamos que tú nos ayudes a hacerlo saber. Somos niños con TDAH, que como el aire libre (a veces brisa, a veces huracán) queremos desarrollarnos y crecer.